10 jardiner@s que han cambiado la historia de la jardinería

FloreStoreEspeciales, Historia de la JardineríaEnvíanos un comentario

JARDINEROS FAMOSOS DE LA HISTORIA

Si te preguntáramos el nombre de 10 futbolistas históric@s, de 10 músicos de todos los tiempos, de 10 cociner@s famos@s… Seguro que no te costaría mucho completar la lista ¿verdad? Pero ¿y si te preguntamos por profesionales de la jardinería que cambiaron el concepto de jardín (o lo establecieron) con su trabajo? Pues de eso vamos a hablarte hoy: de 10 personajes a los que debemos mucho en cuestiones jardineras.

André Le Nôtre fue jardinero del rey Luis XIV y el encargado de diseñar los jardines del palacio de Versalles, del de Vaux-le-Vicomte y de Chantilly (entre otros muchos). A William Kent debemos el concepto del “jardín inglés”, a Frederick Law Olmsted el diseño de Central Park y del sistema coordinado de jardines y parques públicos más antiguo que se conoce, mientras que Lancelot Brown es considerado el padre de la jardinería paisajista inglesa.

Beatrix Jones Farrand, la “jardinera del paisaje”, es la única mujer miembro fundador del American Society of Landscape Architects de Estados Unidos y diseñó jardines paisajistas para clientes tan importantes como Rockefeller. Kate Sessions es más conocida como la Madre del Parque Balboa de San Diego, emblema de la vida en comunidad. Y Rose Standish Nichols fue, además de jardinera, activista por la paz y fundadora de la Liga de Mujeres por la Paz y la Libertad.

Todos ellos fueron personalidades en su época y a su trabajo, estudios y filosofía debemos el avance de la jardinería como ciencia. Vamos a conocer más de cerca la labor de cinco hombres y cinco mujeres que cambiaron la historia… en el jardín.

Teofrasto (ca. 371 a. C. – ca. 287 a. C): el pionero

Considerado como el padre de la botánica, Teofrasto se considera además el primer “jardinero” de la historia, como tal. Una de sus obras más importantes fue Sistema Naturae. Además, Teofrasto hizo la primera clasificación sistemática de las plantas basada en sus propiedades médicas, y todo esto sin dejar de ocuparse del Liceo, la institución de estudio fundada por Aristóteles y que le fue legada a Teofrasto a la muerte del fundador. En la Antigua Grecia fue una personalidad importante, así que, tras su muerte, los atenienses lo honraron con un funeral público.

Columela (4 d. C. – ca. 70 d. C.): el historiador de los árboles

Aunque su verdadero nombre fue Lucius Junius Moderatus, su nombre “artístico” por el que era conocido en la época es Columela. A él debemos dos obras fundamentales: De re rustica (Los trabajos del campo) y De arboribus (Libro de los árboles). En este último, trata sobre cultivos arbustivos como la vid, hasta árboles como el olivo o los frutales, e incluso flores como la violeta o la rosa. La obra de Columela es considerada el repertorio más amplio y documentado sobre agricultura romana.

John Tradescant (1608 - 1662): el jardinero coleccionista

Conocido con el sobrenombre de “El Joven”, John Tradescant fue un botánico, jardinero y coleccionista inglés. Hijo del también jardinero y coleccionista John Tradescant el viejo, es responsable de la clasificación de diversas especies de plantas como magnolias, Taxodium, Liriodendron, Polemoniaceae y las Aster. Tradescant sucedió a su padre en el cargo de jardinero jefe de los jardines del rey Carlos I de Inglaterra (1600-1649) y de la reina Enriqueta María de Francia. Preparó el catálogo de gabinete con el título de Musaeum Tradescantianum. Su gabinete y biblioteca sirvieron de base para la creación del Museo Ashmolean de Oxford.

Jerónimo de Algora: el diseñador del parterre español

fue un jardinero italiano de la Corte del rey Felipe II de España, también conocido por sus aportaciones en la Casa de Campo y, en los jardines del Palacio de Aranjuez, trabajó en el primer diseño en España que incorpora los criterios de jardín formal característicos de las villas del Renacimiento italiano, a los que se añaden elementos musulmanes y flamencos para dar lugar al clásico parterre geométrico español, con gran variedad de flores y especies vegetales. Cuando Juan Bautista de Toledo se convirtió en el gran renovador de los palacios y jardines de la Corona, el encargado de desarrollar los planes paisajísticos y jardines de sus proyectos fue el jardinero real Jerónimo de Algora.

Carolus Clusius (1525 - 1609): el fundador de la horticultura

También conocido como Charles de L'Écluse, nuestro cuarto jardinero famoso fue médico, micólogo y botánico y, para muchos, el científico y horticultor más influyente del siglo XVI. Fue el creador de uno de los primeros jardines botánicos de Europa en Leiden y es considerado como uno de los fundadores de la horticultura. También fue uno de los primeros en realizar descripciones realmente científicas de plantas. Viajó por toda Europa, recogiendo numerosas observaciones y coleccionando especímenes de distintas plantas, algunas de orígenes lejanos como el tulipán (que introdujo en Holanda) o la patata. Tres datos sobre su extensa carrera: En 1576, publicó una flora de España (Rariorum aliquot stirpium per Hispanias observatarum historia); en 1587, fundó un jardín botánico, distinto del "jardín medicinal", en la universidad de Leiden, donde cultivó plantas raras provenientes del sur de Europa, España, Portugal y de Hungría; y en 1601 publicó un importante tratado de botánica, Rariorum plantarum historia, ilustrado por más de mil grabados y donde trató de agrupar las especies por su afinidad.

Josefina de Beauharnais (1763 - 1814): La coleccionista de rosales

Quizá su nombre de soltera no te diga nada, aunque de su colección de rosales ya hemos hablado aquí, en nuestro artículo Rosas: consejos para tener una rosaleda en casa. Josefina de Beauharnais, Josefina Bonaparte para los amigos, fue, además de una entusiasta coleccionista, una mujer influyente en cuanto al diseño de jardines en la época, así como en cuanto a la importación de plantas ornamentales exóticas de los confines del mundo. Su colección de rosales llegó a tener más de 650 ejemplares y su amor por las rosas era grande, influenciado quizá de forma indirecta porque llevaba la rosa en el nombre (era el tercero) y utilizó el nombre de Rosa durante un periodo de su vida.

Gerturde Jekyll (1843 – 1932): Diseñar un jardín como se pinta un cuadro

Jardinera, taxónoma, paisajista, artista y escritora inglesa, Gertrude fue una de las mujeres más influyentes de la época en el mundo de la jardinería. Creó y diseñó más de cuatrocientos jardines en el Reino Unido, Europa y Estados Unidos, y escribió más de mil artículos para Country Life magazine, The Garden y otras revistas. Jekyll ha sido descrita como “una primerísima influencia en el diseño de jardines” y fue pionera en su profesión en tener en cuenta color, textura y la experiencia en jardines, como guías rectoras en sus diseños. Fue entusiasta de plantas de todos los géneros. Su teoría de cómo diseñar con colores fue influenciada por el pintor J.M.W. Turner y por el impresionismo, además de por la teoría del círculo cromático.

Nellie Beatrice Osborn (1874 - 1961): La arquitecta de los jardines de nudo

Arquitecta paisajista, Nellie ha pasado a la historia de la jardinería como la pionera en el diseño de los jardines de nudo en Estados Unidos, y como especialista en diseño de paisaje residencial. Trabajó en el diseño de paisaje residencial principalmente en Nueva York y Nueva Inglaterra. Sus trabajos profundizaban en el diseño de plantaciones ornamentales, plantas tradicionales perennes y herbáceas. Los diseños de Allen fueron influenciados por la paisajista Gertrude Jekyll. La arquitecta se especializó en los knot garden que eran jardines con un diseño muy formal. Estos jardines generalmente estaban enmarcados en una figura geométrica, eran compuestos por patrones que creaban compartimentos simétricos y estaban constituidos por una variedad de plantas aromáticas y culinarias. El uso de los topiarios caracterizó varias de sus obras, incluido el proyecto de su tesis entre ellas: el knot garden para la Feria Mundial de Nueva York de 1939, diseñado en colaboración con Constance Boardman; el publicitado jardín para Mrs. Oakleigh Thorne en Millbrook, Nueva York; el jardín topiario Three Waters Estate para Edith Notman, en Gloucester; y el Bishop’s garden para la Catedral de Washington.

Beatrix Jones Farrand (1872 - 1959): Proyectar el paisaje respetando su orden natural

Paisajista con gran influencia sobre el devenir de la profesión, Jones Farrand se formó de manera prácticamente autodidacta y centró buena parte de sus esfuerzos y carrera en recuperar las zonas verdes de los centros universitarios, convirtiéndolas en espacios paisajísticos donde la belleza era la clave. Su práctica profesional fue muy innovadora en cuanto a la utilización de materiales nobles, introducción de plantas autóctonas y conexiones entre el paisaje natural y el paisaje diseñado. La paleta de colores utilizada en sus jardines, se ubicaba en las tonalidades de los impresionistas y las utilizaba jugando con la fluorescencia de las plantas según las estaciones del año. La textura de sus diseños siempre entraba en contraste con las estructuras formales del paisaje creado. Sus diseños se destacan por su practicidad, simplicidad y facilidad de mantenimiento. Como eje conceptual de sus proyectos estaba el de proyectar el paisaje respetando su orden natural, tratando de no cambiar su identidad, su naturalidad. Sus escritos demuestran una contundente base teórica enfocada en la preocupación por el entendimiento del orden natural del paisaje, apuntando a una armonía perfecta entre el diseño y el medio natural existente.

Vita Sackville-West (1892 - 1962): La poesía del jardín

Poetisa, novelista y diseñadora de jardines inglesa, esta mujer adelantada a su tiempo ganó el Premio Hawthornden en 1927 con La Tierra, un largo poema narrativo muy famoso y reconocido, y en 1933 con sus Collected Poems, convirtiéndose así en la única persona que ha ganado el premio dos veces. Como jardinera, ayudó a crear su propio jardín en Sissinghurst (Kent), que proporciona el telón de fondo al Castillo Sissinghursth y que condensa la esencia del estilo de jardín inglés. Por lo que fue más famosa es por su vida aristocrática, así como por sus romances con mujeres importantes de la época, como Virginia Woolf.

¿Qué te ha parecido nuestra entrega de Historia de la Jardinería de este mes? Te esperamos el mes que viene con más curiosidades sobre nuestra gran pasión. Y si mientras quieres sorprender con flores a domicilio o regalar plantas, ya sabes dónde encontrarlas: en floreStore, claro.

floreStore: Ideas y Flores.

¿TE GUSTÓ? ¿TE RESULTÓ ÚTIL? ¡COMPÁRTELO!