Diccionario de Jardinería XXII

FloreStoreDiccionario FlorestoreEnvíanos un comentario

DICCIONARIO DE JARDINERÍA XXII

Despedimos el mes de agosto en el blog y lo hacemos, como ya viene siendo habitual, con una nueva entrega de nuestro Diccionario de Jardinería.

Hoy lo dedicamos a palabras que empiezan por la letra “D” y están relacionadas con el cuidado, las partes o las fases de las plantas, así como con sus necesidades y características.

¿Sabías que el origen de la letra “D” lo encontramos en los jeroglíficos egipcios y que su representación gráfica tenía forma de mano? En los alfabetos griego y latino, la letra “D” ocupa la cuarta posición y su representación en griego recuerda a un triángulo (o a una puerta abierta, que era lo que simbolizaba para los fenicios).

Vamos a ver qué términos jardineros que empiezan por “D” aprenderemos este mes.

  • Decurrente: en jardinería, denominamos con este nombre a la hoja que prolonga su limbo a lo largo del tallo, por debajo de su punto de inserción.
  • Decusado: aunque suene a “acusado”, lo cierto es que la palabra no tiene nada que ver con juicios ni acusaciones, sino con cruces, ya que llamamos decusado a las hojas dispuestas en forma de cruz.
  • Dicasio: aunque nos suene a nombre de señor mayor, esta palabra sirve para denominar a la inflorescencia en la que por debajo del eje principal, rematado en flor, se desarrollan dos pequeñas ramas laterales que también florecen.
  • Diastasa: ¿Verdad que suena a proteína o algo así? No vamos muy desencaminados, porque la diastasa es una enzima de origen vegetal que se encuentra en algunas semillas germinadas, así como en otras partes de las plantas. Sirve para catalizar la hidrólisis del almidón.
  • Dicotiledónea: seguro que esta te suena. Llamamos dicotiledóneas a las plantas fanerógamas angiospermas, cuyo embrión tiene dos cotiledones, opuestos por lo común. Se contrapone a las monocotiledóneas que, como habrás deducido, solo presentan un cotiledón.
  • Dicótomo: es el nombre que damos en botánica a una ramificación que se divide en dos partes iguales en un punto concreto.
  • Didíbamo: este término se refiere a una parte de la planta que ya hemos visto en ediciones pasadas del Diccionario, el androceo (ya sabes, un verticilo floral y fértil de algunas plantas formado por los estambres). Cuando el androceo es didíbamo, presenta cuatro estambres: dos largos y dos cortos.
  • Difolículo: ésta es fácil, ya que denomina a una clase concreta de frutos que presentan dos folículos. En botánica, llamamos folículos a un tipo de frutos secos, que además son dehiscentes y proceden de una flor con un solo pistilo (también llamado carpelo).
  • Dioica: ¿Sabías que a las plantas que tienen flores con distinción de género (masculina y femenina) se las llama de una forma específica? Sí, lo has adividado: son dioicas.
  • Discoidal (o discoido): llamamos así a cualquier parte de la planta que tenga forma de disco. Ésta también era sencilla de deducir… ¿verdad?

¿Conocías alguna de nuestras palabras de este mes? ¿Cuál te ha resultado más curiosa? Ya sabes que si tienes dudas de jardinería o alguna palabra te suena pero no estás seguro de qué significa, puedes enviarnos tus preguntas al correo o ponerte en contacto con nosotros a través de Facebook (si todavía no nos sigues en nuestra página, dale “Me Gusta” y no te pierdas nuestras novedades) y estaremos encantados de resolverlas.

Y si lo que quieres es sorprender con plantas y flores, en la floristería online y en la tienda física tenemos para ti una amplia variedad de arreglos y Composiciones con Plantas. ¡Consúltanos! En la web te guiaremos además con nuestro asistente virtual.

Regala plantas y flores con FloreStore y convierte en especial un día corriente.

¿TE GUSTÓ? ¿TE RESULTÓ ÚTIL? ¡COMPÁRTELO!