Cuidados y curiosidades de los agapantos

FlorestoreCuidados de las PlantasLeave a Comment

El agapanto es una planta de origen africano perteneciente a la familia de los amaryllis, que puede alcanzar alturas considerables –hasta un metro y medio-, perenne, que florece desde finales de la primavera y hasta el otoño.

Sus flores son de lo más llamativo, aunque sus hojas se mantienen preciosas en invierno. Las podemos encontrar en la decoración de zonas verdes, rotondas, etc. de muchas ciudades, sobre todo, durante el verano, debido a su estética y a su resistencia.

Los agapantos también se pueden plantar en casa y mantenerse bonitos durante todo el año. De hecho, son ideales para rellenar borduras y grandes extensiones dentro de un jardín, e incluso en parterres bajos.

Estas plantas son hoy las protagonistas de este post, donde te explicaremos cuáles son sus cuidados y también algunas curiosidades que las hacen plantas únicas.

Algunos detalles de los agapantos

  • Sus hojas son largas, con un follaje intenso y compacto, y raíces tuberosas.
  • Fáciles de dividir.
  • Flores de color azul intenso o blancas.
  • El primer año tarda de dos a tres años en florecer.
  • Son plantas de exterior bastantes resistentes. De hecho, es fácil mantenerlas a salvo de plagas y enfermedades, excepto de los caracoles.
  • Pueden soportar temperaturas bajo cero, siempre que no bajen de los 15 grados negativos.
  • Se puede cultivar en macetas grandes y su flor es ideal para hacer ramos.
  • Son plantas son perfectas para cubrir el suelo de tu jardín.

Cuidados de los agapantos

  • Riego. Durante la época de floración necesitan agua abundante para que las flores se mantengan en buen estado y no les afecte el calor. En invierno, los riegos deben de ser más escasos y espaciados. Pero, cuidado, el exceso de agua puede ocasionar su muerte.
  • Pueden vivir en la semisombra, pero prefieren estar a pleno sol.
  • Necesitan un buen drenaje para que las hojas no se pongan amarillas, y así evitar la posible aparición de hongos que puedan dañarlas.
  • Abonarlos durante la época de floración les ayudará en su crecimiento.
  • Son sensibles a los caracoles y a los topos.
  • Los agapantos no necesitan poda y se recomienda no trasplantarlos. En ese sentido, hay que elegir muy bien el lugar dónde ubicarlos, ya que es conveniente no moverlos una vez plantados.

Algunas curiosidades

  • Se les conoce como flor del amor, corona del rey o lirio africano.
  • De hecho, la palabra agapanto –nombre científico Agapanthus– procede de las palabras griegas ágape, es decir, amor, y anthos. Por ello que también se les conozca como flor del amor.
  • Pueden llegar a tener hasta 30 flores por tallo. De ahí su gran presencia y que no pasen desapercibidas. Eso sí, carecen de aroma.
  • Es una planta tóxica. Por eso, es importante mantenerla alejada de los niños y de los animales de compañía. Su ingesta puede provocar diarreas y vómitos, y su salvia, inflamación y dermatitis al contacto con la piel.
  • Se multiplica por semilla a principios de otoño o primavera.
  • Comprende varias especies: el Albus, de flores blancas; el Aureus, que las posee doradas; el Shapphire, de flores azules oscuros; y el Variegatus, con hojas blancas que poseen bandas de un tono verdoso.

Éstas son algunas de las curiosidades y de los cuidados de los agapantos. Plantas majestuosas que no dejan indiferente a nadie por sus hermosas flores y hojas.

Y si te gustan las plantas, visita nuestra tienda online FloreStore para conocer todas nuestras especies. Aquí puedes ver todas nuestras opciones de plantas para regalar, todas ellas con toques y detalles que las convierten en un presente tan original como vistoso.